967 673 228 acmil@acmil.es C/ Francisco Pizarro, 46 Albacete

Área de psicología

ÁREA-DE-PSICOLOGÍA EVALUACIÓN Y DIAGNOSTICO ACMIL

Evaluación y diagnóstico

En ACMIL ponemos a disposición de nuestros usuarios el programa de evaluación, diagnóstico e intervención psicológica individual y familiar a fin de cubrir las necesidades de estas personas.
En ocasiones, los informes aportados por las familias de los usuarios que acuden a la asociación a solicitar información arrojan datos contradictorios o no establecen un diagnóstico concluyente. En otras ocasiones, en su historia médica o social no se registra la presencia de evaluaciones psicológicas previas. Por ello, desde ACMIL se llevan a cabo evaluaciones psicológicas con el fin de establecer una impresión diagnóstica en aquellos casos en los que existe sospecha de una posible DIL o IL.
Para ello, contamos con instrumentos psicométricos de referencia a nivel nacional con probada eficacia y validez que nos permiten garantizar una máxima calidad y fiabilidad de los datos obtenidos.
Estas evaluaciones son llevadas a cabo por un Neuropsicólogo y Psicólogo especialista en Psicología de la Salud y Práctica Clínica.

La evaluación es el paso necesario para poder realizar un buen diagnóstico, existen dos puntos clave a evaluar para el diagnóstico de DIL o IL
El nivel de funcionamiento intelectual. Se considerará cumplido este criterio si la evaluación del individuo mediante tests de inteligencia estandarizados apropiados para su origen cultural, lingüístico y social, indica un C.I. de 80-85 o menor.
El nivel de habilidades de adaptación. Este segundo criterio diagnóstico implica que el funcionamiento intelectual inferior al promedio se acompaña de limitaciones asociadas en dos o más áreas de funcionamiento adaptativo. Para su evaluación, precisa el empleo de instrumentos estandarizados que permitan dibujar el perfil de fuerzas y debilidades en cada una de las diez áreas de habilidades de adaptación siguientes:

Incluye la habilidad para comprender y expresar la información a través de comportamientos simbólicos como las palabras y no simbólicos como los gestos.

Incluye habilidades como alimentarse, vestirse, arreglo y cuidado personal e higiene.

Hace referencia al funcionamiento diario dentro del hogar: mantenimiento, cuidado, organización y seguridad de la casa, cuidado de la ropa, planificación y presupuestos para la compra y programación diaria.

Incluye hacer amistades, mostrar aprecio, sonreír, colaborar con otros, demostrar honestidad, ser digno de confianza y desempeñar un papel apropiado, preocuparse por los demás, manifestar empatía y ser bondadoso. Las conductas inadecuadas incluyen las rabietas, peleas, competitividad excesiva, egoísmo, conducta sexual pública, interrumpir a otros, no ser asertivo, etc.

Evalúa la adecuación en el uso de los recursos comunitarios incluyendo viajes, compras, obtención de servicios de la comunidad, utilización del transporte público y uso de las facilidades públicas (escuelas, bibliotecas, centros recreativos…)

Incluye aprender y seguir un horario, iniciar actividades apropiadas coherentes con los intereses personales de uno mismo, completar tareas necesarias o requeridas, buscar asistencia cuando se necesita, resolver problemas en situaciones nuevas y familiares y demostrar asertividad adecuada.

Llevar dietas apropiadas, identificación, tratamiento y prevención de enfermedades, primeros auxilios, sexualidad, salud física, chequeos periódicos dentales y médicos y hábitos higiénicos diarios, usar cinturones de seguridad.

Aprendizaje en la escuela, escritura, lectura, conceptos básicos de aritmética, conocimiento básico sobre el entorno físico. No se refiere a la adquisición de un nivel académico, sino a la adquisición de habilidades académicas que son funcionales en términos de vida independiente.

Incluye elegir e iniciar actividades, utilizando y disfrutando del hogar y de las actividades de ocio y ampliar el repertorio de intereses y habilidades.

Se valorará la competencia laboral específica, conducta social adecuada, habilidades laborales adecuadas, manejo del dinero, capacidad para ir y volver del trabajo, arreglárselas por sí mismo y adecuada interacción con los compañeros de trabajo.

Tratamiento e intervención

En función de las necesidades de cada sujeto se establecerá un plan de tratamiento personalizado tanto con el fin de resolver conflictos, facilitar la comunicación familiar y favorecer el desarrollo intelectual, social y personal de cada persona. Desde ACMIL trabajamos:

Las personas con Discapacidad Intelectual Ligera e Inteligencia Límite sienten y padecen como todas, tienen sentimientos, opiniones, deseos y, por lo tanto, tienen la necesidad de ser escuchadas y tenidas en cuenta.

Desde el Servicio de terapia psicológica de ACMIL solemos perseguir los siguientes objetivos.

  • Trabajar la sintomatología asociada a problemas afectivos, conductuales o de relación que puedan presentar los usuarios.
  • Adquirir competencias emocionales relacionadas con la conciencia, expresión y regulación emocional.
  • Fomentar el bienestar emocional.
  • Potenciar la resiliencia y la capacidad de resolución de conflictos.
  • Adquirir técnicas de autocontrol conductual y emocional.
  • Fortalecer la autoestima y el sentimiento de valía.
  • Fomentar la autodeterminación.
  • Promover la comunicación familiar.

Las intervenciones psicológicas son llevadas a cabo por un Neuropsicólogo y Psicólogo especialista en Psicología de la Salud y Práctica Clínica.

Desde ACMIL, consideramos primordial estimular los déficits en las funciones cognitivas básicas vinculadas a la inteligencia que presentan las personas con Discapacidad Intelectual Ligera e Inteligencia Límite.Es obvio que un adecuado nivel en dichas funciones cognitivas es un prerrequisito necesario para el procesamiento eficiente de la información y otros procesos cognitivos más complejos tales como el aprendizaje.

Desde este servicio se trabaja la estimulación de las siguientes funciones superiores:

  • Atención. Se trabajan las limitaciones relacionadas con la cantidad de información que la persona puede manejar en un momento dado. En concreto, desde el servicio de estimulación cognitiva se estimulan diferentes niveles de la atención: Orientación, Atención enfocada, Atención sostenida, Atención selectiva, Atención alternada, Atención dividida y Control Atencional.
  • Facilitamos estrategias y técnicas efectivas que potencian el aprendizaje, mantenimiento y recuperación de la información. En concreto, incluimos actividades para mejorar el recuerdo de información verbal, información visual, de los rostros, de las historias y acontecimientos, de las localizaciones espaciales, de escenas visuales, de grupos de palabras y objetos, etc.
  • Funciones ejecutivas. Entrenamos y estimulamos a través de estrategias autoinstructivas y autorregulatorias (instrucción en estrategias metacognitivas), intervenciones conductuales, estímulos internos y externos para iniciar y guiar la conducta, práctica para planificación temporal de la propia conducta, práctica en rutinas de tareas específicas, entrenamiento en habilidades para resolver problemas específicos y entrenamiento en autocontrol.

Las sesiones de estimulación cognitiva son llevadas a cabo por un Neuropsicólogo y Psicólogo especialista en Psicología de la Salud y Práctica Clínica.

ÁREA-DE-PSICOLOGÍA-TRATAMIENTO-ACMIL

Nuestros talleres

Entre las características fundamentales que definen a los usuarios con Inteligencia Límite o Discapacidad Intelectual Ligera encontramos cierta vulnerabilidad para presentar problemas emocionales y cuadros de ansiedad y/o depresión, baja autoestima, baja tolerancia al fracaso y la frustración e inseguridad. Por ello, podemos afirmar que tienen deficitarias competencias emocionales.

Los objetivos del taller de Inteligencia Emocional son:

  • Desarrollar competencias relacionadas con la conciencia emocional.
  • Desarrollar competencias relacionadas con la regulación emocional.
  • Proporcionar estrategias para el desarrollo de competencias básicas para el equilibrio personal y la potenciación de la autoestima.
  • Favorecer la cantidad y calidad de las interacciones del grupo para la mejora del clima relacional de clase y la cohesión grupal.
  • Potenciar el bienestar personal y social.

 

El taller de Inteligencia Emocional es impartido por un Neuropsicólogo y Psicólogo especialista en Psicología de la Salud y Práctica Clínica.

Las habilidades sociales nos permiten vincularnos con los otros, crear nuevos vínculos, reforzar los existentes, disfrutar y compartir el afecto, así como evitar conflictos y saber cómo reaccionar ante ellos. Los sujetos con inteligencia límite y discapacidad intelectual ligera se caracterizan por un déficit en habilidades sociales, un desfase entre su edad cronológica y su edad mental, una limitada capacidad para generar mecanismos racionales que les permitan la resolución de actividades cotidianas, dificultades en la toma de decisiones y en la asunción de responsabilidades, baja autoestima y tolerancia a la frustración y al fracaso por lo que es importante trabajar con ellos la resolución de conflictos permitiendo favorecer la adaptación social, familiar y personal.

OBJETIVOS

  • Entrenar en solución de problemas
  • Proporcionar recursos útiles para la resolución de problemas.
  • Identificar emociones ante situaciones complicadas.
  • Entrenamiento en comunicación asertiva.
  • Fomentar el desarrollo de áreas significativas de la vida.

METODOLOGÍA

Para lograr la resolución y manejo de los conflictos utilizaremos diferentes métodos que les permitan mejorar sus habilidades sociales y potenciar su autoestima.

Las personas con inteligencia límite o discapacidad intelectual ligera presentan déficits en atención y memoria. El volumen de atención, lo mismo que la capacidad de memoria a corto término, se correlacionan con la capacidad intelectual del niño. La capacidad de memoria de los niños con discapacidad intelectual ligera e inteligencia límite es equivalente a la de los niños normales cuando en la evaluación se utiliza material sencillo, pero la diferencia se comienza a notar cuando aumenta la complejidad del material mnemónico que debe ser retenido.

Por lo tanto, la finalidad del taller es conseguir una mayor amplitud de memoria en los participantes proporcionando técnicas de recuerdo eficaces para lograr mayores beneficios en las posibles áreas de desarrollo del sujeto.

OBJETIVOS

  • Fomentar el desarrollo de la memoria mediante técnicas de estimulación.
  • Entrenamiento y práctica de dichas técnicas.
  • Favorecer el desarrollo formativo y de adquisición de conocimientos.

METODOLOGÍA

Para lograr la adquisición del aprendizaje y la memoria utilizaremos diferentes técnicas introduciendo en todo momento un componente lúdico que les permite aprender y adquirir nuevos conocimientos mientras se divierten.

La práctica de la relajación elimina el estrés proporcionando un bienestar, y también permite reducir notablemente los estados de ansiedad y fatiga llevando a un mayor conocimiento del propio estado físico, bienestar que consideramos importante para las personas con discapacidad intelectual ya que a lo largo del día se pueden enfrentar a gran número de situación estresantes en su vida. Los sistemas que resultan más beneficiados gracias a la relación son el sistema respiratorio, el sistema circulatorio y el sistema digestivo.

OBJETIVOS

  • Conocer la base de la relajación y su aplicación a través de la experimentación de diferentes técnicas y la reflexión personal.
  • Relajar, facilitar y asimilar cualquier técnica que sea efectiva, por nosotros mismos en nuestra cotidianeidad y de forma natural.
  • Integrar diferentes prácticas sencillas: respiraciones, ejercicios y relajación con música y visualización.
  • El objetivo es relajar y encontrar cualquier técnica que nos sea útil y con la que nos sintamos cómodos.

METODOLOGÍA

Para lograr un buen estado de relajación y la disminución de la ansiedad emplearemos técnicas de visualizaciones guiadas, relajación muscular progresiva, cuentos estimulantes…

La sexualidad es una cualidad intrínseca del ser humano y por tanto, es importante atender la sexualidad de las personas con IL y DIL. No debemos olvidar que las personas con discapacidad intelectual tienen las mismas necesidades sexuales que el resto de las personas y que es importante ofrecerles un espacio donde poder compartir experiencias, conocimientos y orientarles hacia una expresión sexual sana y equilibrada, además de corregir las creencias erróneas que puedan tener debido a sus características.

OBJETIVOS

  • Trabajar la sexualidad en las personas con discapacidad desde un enfoque normalizador y que se acepten como tal y aprendan a expresar su erótica de forma que se sientan y vivan con felicidad y satisfacción.
  • Desmitificar mitos y creencias erróneas acerca de la sexualidad en la discapacidad.
  • Entrenamiento en habilidades sociales y de manejo de situaciones con conductas sexuales.
  • Adecuada educación en salud informando de las consecuencias de los actos.
  • Proporcionar apoyo a las familias y facilitar el manejo de situaciones complicadas o difíciles para la familia.

METODOLOGÍA

Para el desarrollo del taller llevaremos a cabo diferentes técnicas y herramientas centradas en las necesidades de las personas que componen el taller, ajustando la información de la manera más adecuada, fomentando el uso de habilidades sociales, la potenciación de la autoestima y la participación de las familias.